Skip to content

Tema 12. La Guerra Civil Española

22 febrero, 2012

TEMA 12.     LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936-1939):

1. Comienzo de la guerra y bandos combatientes

a) Introducción.
–    La guerra civil es el acontecimiento más trágico e importante de la historia de la España del s. XX.
–    Al principio, nadie creyó en la posibilidad de una guerra. En realidad,  ésta fue la consecuencia de una   sublevación militar fracasada en una España profundamente dividida en la que se enfrentaban dos mundos: el fascismo y la democracia.
–    La guerra truncó el proceso de modernización iniciado con la República.
–    Además, tuvo una enorme trascendencia mundial, al polarizar a la opinión pública y la actitud de las potencias. Se convirtió en un pulso internacional entre democracia y autoritarismo.

 b) El golpe de Estado.
La guerra se inició el 17 de julio en el norte de África, y el 18 pasó a la Península, donde no triunfó en todas partes en función de:
-la rapidez y coordinación de los sublevados,
-la capacidad de reacción de las fuerzas populares. La entrega de armas fue decisiva en la defensa de Madrid y Barcelona, pero en otros lugares muchos alcaldes y gobernadores se negaron a obedecer al Gobierno y no armaron a las masas populares.

El fracaso del golpe en unos lugares  y el éxito en otros provocó que España quedara dividida en dos zonas: la zona republicana y la zona sublevada, ambas irreconciliables, lo que condujo a la guerra civil.

c) Consolidación de los bandos.
•    El bando sublevado.
1.    En los primeros días lograron controlar el norte de África, Canarias, Baleares, Castilla León, Andalucía occidental, Navarra y Álava. Geográficamente esta zona quedaba partida en dos. Franco había volado de Canarias a Tetuán para ponerse al frente del ejército del norte de África, el más disciplinado y mejor preparado.
2.    Recursos económicos disponibles: zona cerealística y ganadera y algunas áreas mineras. Siendo la zona menos poblada, era la que más recursos agrícolas tenía: contaba con el 70% de la producción, en cambio  sólo abarcaba  el 20 % de la producción industrial.
3.    Apoyos: los militares conservadores (los sublevados), grandes y medianos  propietarios   de tierras, grupos de la derecha, tradicionalistas y católicos. En general, los que estaban contra las reformas de la República.
4.    Ejército: quedó dividido en dos partes similares, pero los sublevados contaban con  la mayoría de los oficiales  y el Ejército de África, el mejor equipado y entrenado. Además, conservaron  varias divisiones íntegras en la Península.

•    El bando republicano.
1.    Controlaba parte de Aragón, La Mancha, Asturias, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa,  Cataluña, Levante, Andalucía Oriental, y las dos grandes ciudades de Madrid y Barcelona, que fueron fuertemente defendidas. Esta zona quedó también partida en dos.
2.    Recursos: dominaba las principales zonas industriales y mineras, las regiones agrícolas de La  Mancha y Levante, y contaba con las reservas de oro del Banco de España.
3.    Efectivos militares: disponía de la mitad del ejército de tierra, pero sin oficiales con  experiencia. En la práctica era un ejército desarticulado y hubo que empezar a recomponerlo  desde la base de las milicias obreras. Muchos de los generales no sublevados fueron ejecutados o hechos prisioneros por los rebeldes. También pudo contar la República con la mayor parte de la Armada, debido a la sublevación de los marineros, pero se quedaron  sin oficiales.
4.    Apoyos: leales a la República permanecieron las clases populares  afiliadas o influidas por organizaciones obreras y de izquierda (socialistas, comunistas y anarquistas), así como los republicanos y la pequeña burguesía.

2.  Dimensión internacional del conflicto.

a) La guerra  tuvo una gran repercusión a escala internacional: polarizó a Estados, a intelectuales, a medios de comunicación, a la  opinión pública, etc. de la mayor parte del mundo.

b) La opinión democrática progresista y la Unión Soviética estuvieron a favor de la República, así como las organizaciones obreras. Fue el acontecimiento mundial más importante del momento.

c) Desde el principio ambos bandos pidieron ayuda exterior: armamento, financiación, apoyos políticos, etc.  Los sublevados lo hicieron a los países fascistas, y la República a las democracias y a la Unión Soviética, con la que estableció un convenio. Pero la guerra suscitó el temor de que se extendiera por Europa, y para evitar su generalización era preciso aislar el conflicto. Gran Bretaña practicó una política de apaciguamiento  de los nazis  y promovió la creación del Comité de No Intervención para evitar que los bandos recibieran ayuda internacional. El convenio fue firmado por numerosos países, pero fue ineficaz e inoperante ya que no se cumplió.

d)  Ayudas internacionales:
La República.
Contó con la ayuda inicial de Francia, rápidamente cortada por la creación del Comité de No Intervención. Tanto Francia como Gran Bretaña fueron muy rigurosas en el cumplimiento de los acuerdos, pero hacían la vista gorda respecto a  Alemania e Italia, que ayudaban al bando sublevado. La República compró armas y  productos energéticos donde pudo. Sí contó con la ayuda soviética, ya que el Gobierno de Largo Caballero utilizó los recursos de oro del Banco de España para pagar las compras a la Unión Soviética, que envió armas y también consejeros militares y políticos, que ejercieron su influencia a través del PCE. Esta influencia provocó la desaparición y asesinato de líderes del POUM. Pero la ayuda soviética fue bastante dispersa  y a veces tuvo grandes dificultades para llegar a la zona republicana,  que sufrió carencias en artillería y aviación.
Las Brigadas Internacionales: fueron la gran ayuda internacional en hombres que recibió  la República. Se trataba de voluntarios de todo el mundo, en su mayoría de ideología izquierdista. Se calcula que fueron unos 40.000 y su ayuda fue importante en la defensa de Madrid y en las batallas del año 37. Se retiraron a finales del 38  por presiones  del Comité de No Intervención. No pasó lo mismo con las unidades italianas que apoyaban al otro bando.

El bando sublevado.
Fue el más favorecido por el apoyo exterior. Alemania e Italia enviaron armas, hombres y prestaron ayuda económica de una manera constante y en gran cantidad. El pago no era inmediato y se realizaba a cambio de minerales y de productos estratégicos. Alemania facilitó el traslado del ejército de  África a la Península (creación de un puente aéreo)  y envió la Legión Cóndor, unidad de elite de la aviación alemana, así como numerosos técnicos y asesores militares. Utilizó la guerra española para probar sus nuevas armas, que luego utilizaría en la Segunda Guerra Mundial. Además, la marina alemana hostigó las costas republicanas y colaboró en la toma de Málaga.
Italia envió aviones para el paso del Estrecho, tropas y armas. Otros países como Portugal e Irlanda también enviaron hombres.
EE.UU. se declaró neutral y prohibió a sus ciudadanos colaborar con alguno de los bandos, pero consintió que algunas de sus empresas abastecieran al bando sublevado: la Texaco lo abasteció de petróleo, y la Ford y la General Motors de camiones.
En general, el contexto internacional favoreció a los sublevados, pues ni Gran Bretaña ni Francia quisieron arriesgarse a una guerra europea por España y transigieron con la violación del acuerdo. Para los gobiernos occidentales era más importante su anticomunismo que el respaldo a las democracias.

   3.    Evolución política de la zona republicana.

 a) La revolución social: las colectivizaciones.
–    Aunque los sublevados justificaron el alzamiento con el argumento de evitar la revolución, no era cierto que ésta se estuviese produciendo. Había desorden provocado tanto por las derechas como por las izquierdas, pero no revolución.
Sin embargo, el alzamiento militar sí provocó la revolución social en la zona republicana. Fue una revolución colectivista que pretendía cambiar la propiedad. La protagonizaron sobre todo los anarquistas, pero  fue secundada por ciertos sectores de la UGT. El PCE y el PSOE primero se mantuvieron al margen, pero luego se pusieron en contra.

–    La revolución supuso una división dentro de las filas republicanas:
* Los anarquistas y el POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista la defendieron y realizaron  colectivizaciones (abolición de la propiedad privada de los medios de producción) allí donde más fuerza tenían, frecuentemente bajo el control de la CNT. En Cataluña se colectivizaron sobre todo las empresas industriales y comerciales, mientras que las colectivizaciones agrarias  predominaron en La Mancha, Aragón, Murcia y Andalucía. También los servicios públicos (transportes, ferrocarriles,…) fueron colectivizados a través de los sindicatos. Cada colectivización estaba dirigida por un Comité elegido en Asamblea.
* El otro modelo de revolución defendía la expropiación de tierras y empresas para establecer una economía dirigida y al servicio de la guerra, considerada por muchos como el objetivo prioritario. Éste era un modelo centralista que excluía  la autogestión obrera propia de las colectivizaciones, y que fue defendido por la mayor parte de los socialistas, y sobre todo por el PCE, cada vez más influyente en los cuadros militares, y que además contaba con el apoyo de la URSS.

 b) El Estado Republicano.

1.-  El derrumbe del Estado.
Cuando se produjo la sublevación militar, Casares Quiroga dimitió y se formó un nuevo Gobierno formado por republicanos y dirigido por José Giral.
Este Gobierno inició la defensa de la República: ante la carencia de un Ejército articulado, entregó armas a las milicias obreras y disolvió el Ejército ya que era poco efectivo por la falta de oficiales. Pretendía crear un ejército de voluntarios.
Durante los primeros meses el Estado se desplomó y la situación política fue caótica: el Gobierno no tenía capacidad de control, y el poder efectivo cayó en manos de los comités organizados por partidos y sindicatos obreros. Se trataba de una revolución política, originada porque muchos gobernadores civiles y alcaldes no se mostraron contrarios a la sublevación.
Se desató una dura represión popular por parte de los milicianos, que persiguieron a burgueses, a miembros de la derecha, a militares golpistas, al clero, etc., y se produjeron numerosas ejecuciones y asesinatos. Entre otros, fueron ejecutados los generales Goded y Fanjul, así como José Antonio Primo de Rivera. La Iglesia sufrió una dura persecución. Al poco tiempo, las autoridades se hicieron con el control y la represión se atenuó.

2.- La reconstrucción del Estado: el Gobierno de Largo Caballero (sep. del 36- mayo del 37).
Se formó un nuevo Gobierno formado por todas las fuerzas del Frente  Popular, incluidos los comunistas y los anarquistas. El objetivo era recuperar el control económico y militar, y recomponer el Estado. Se tomaron las siguientes medidas:
• Disolución de juntas y comités.
• Militarización de las milicias y creación del Ejército Popular sobre
la  base de las Brigadas Mixtas.
• Potenciación de los Tribunales Populares.
• Fuerte control sobre el Banco de España.
• Negociación con la URSS de los primeros envíos de armas.

Los problemas que tuvo el Gobierno de Largo Caballero fueron:
.    Los sucesos de mayo: en Barcelona tuvo lugar una lucha sangrienta entre
sectores  del bando republicano, debido a sus diferentes puntos de vista sobre la revolución. Se produjo un enfrentamiento entre anarquistas y POUM por un lado, y comunistas y fuerzas de seguridad por otro.
•   El País Vasco y Cataluña apenas tenían relación con el Gobierno central.
•   No todas las milicias aceptaron su militarización y algunas siguieron
actuando por su cuenta, lo mismo que muchos comités, que se negaron a
obedecer al Gobierno.
.  El PCE exigió la disolución del POUM, a lo que se negó Largo
Caballero  y los comunistas le retiraron su apoyo. Largo Caballero  dimitió.

3.-   El Gobierno de Negrín (mayo del 37-final de la guerra).
– Se formó un nuevo Gobierno de mayoría socialista dirigido por Negrín, y  con el apoyo de comunistas y republicanos. Los sindicatos perdieron poder en tanto que lo ganaron los partidos, sobre todo el PCE, que creció notablemente durante la guerra, y logró la del ilegalización POUM, la detención de sus dirigentes y el asesinato de Andreu Nin por agentes rusos.
– Triunfó la centralización y el Gobierno se impuso sobre los comités y dedicó todos sus esfuerzos a la guerra.
– El Gobierno estableció medidas para controlar la producción y abastecer a las ciudades, y continuó comprando armamento y buscando apoyos internacionales.
– Cuando en abril del 38 el ejército sublevado llegó al Mediterráneo, algunos comenzaron a plantear la posibilidad de una negociación con el otro bando. La vida era ya muy difícil en la zona republicana: falta de alimentos, derrotas militares, cansancio de la guerra,… Negrín y el PCE defendieron la tesis de resistir (“resistir es vencer”) con la esperanza de que estallara la guerra europea entre las democracias y las potencias fascistas.
Después de la batalla del Ebro se perdió la esperanza de la victoria militar. El bando franquista se negó a pactar la rendición y el golpe del coronel Casado acabó con la posibilidad de resistencia republicana.

4.   Evolución política de la zona sublevada.

–    Al principio no había un poder único y organizado, sino que cada general lo ejercía con autonomía en su zona. La muerte del general Sanjurjo en accidente aéreo el 20 de julio,  privó a los sublevados de una jefatura clara. Para coordinar su acción y para la gobernación del territorio ocupado, los militares rebeldes crearon en Burgos la Junta de Defensa Nacional.

–    Ante la necesidad de un mando único, y siendo Franco una figura cada vez más destacada (hay que tener en cuenta el éxito del ejército de África), fue elegido jefe del alzamiento en octubre del 36. Es nombrado Jefe del Gobierno y Generalísimo de los Ejércitos. Desaparece la Junta de Defensa y Franco crea la Junta Técnica hasta que en el 38 se formó el primer Gobierno. Acabó  acumulando todo el poder hasta convertirse en un dictador.

–    El fracaso  de la toma de Madrid obligó al régimen franquista a iniciar un proceso de institucionalización, puesto que la guerra se iba a prolongar. La figura clave de este proceso fue el cuñado de Franco, Serrano Súñer. Se tomaron las siguientes medidas:
•  Prohibición de partidos y sindicatos.
•  Creación de un nuevo partido único, base del nuevo poder político, según los modelos fascistas de Alemania y de Italia: se crea  Falange Española Tradicionalista de la JONS (unificación de falangistas y carlistas), partido en el que se integraron todos los demás aceptados por el régimen. El jefe del partido es Franco. Se adoptó el uniforme azul de la Falange, la boina roja de los carlistas y el saludo fascista.

–    El primer Gobierno de Burgos.
•  Se formó en enero del 38 el primer gobierno de Franco, y con él desapareció la Junta Técnica. Franco acaparó tanto la jefatura del Estado como la del Gobierno,  y era llamado Caudillo de España.
• Se promulgó el Fuero del Trabajo, inspirado en el fascismo italiano y en la Falange, donde se sentaron las bases de la organización corporativa del nuevo Estado y del sindicato vertical.
• Se estableció una fuerte censura.
• Se legisló a favor de la Iglesia, defensora del régimen desde el principio de
la guerra, anulando con ello la política anticlerical de la República.
•  Se promulgó la Ley de Responsabilidades políticas, aplicable a personas
de izquierdas, que fueron duramente perseguidas.

–    La represión se practicó de manera sistemática desde el principio, sobre todo con personas vinculadas al Frente Popular. Los primeros perseguidos fueron las fuerzas del orden y los militares que se negaron a sublevarse. Hubo luego numerosas ejecuciones masivas según iban avanzando las tropas rebeldes: las “sacas”, los “paseos”, fusilamientos en las tapias de los cementerios, etc.  A partir de octubre del 36, la represión fue más selectiva, pero continuaron las ejecuciones y los juicios sumarísimos.

5. Desarrollo militar del conflicto: fases de la guerra.

a) La lucha por Madrid (julio del 36-marzo del 37).

–    El objetivo prioritario de los rebeldes era tomar Madrid  atacando simultáneamente por el norte (Mola) y por el sur (Franco), pero el general Mola se estancó en la sierra de Madrid debido a la resistencia republicana  (milicianos sobre todo), aunque logró ocupar Irún y San Sebastián, dejando a la zona republicana del norte aislada de Francia.
–    Las tropas de África cruzaron el Estrecho con ayuda de Alemania, gracias a la creación de un puente aéreo que evitó a la flota republicana. Estaba al mando el general Yagüe, que logró consolidar posiciones en Andalucía occidental y enlazar con la zona rebelde del norte después de marchar sobre Extremadura y tomar Mérida y Badajoz, donde hubo una sangrienta represión.
–    Franco ordenó tomar Toledo, y allí puso fin al cerco del Alcázar, que estaba sitiado por republicanos. A finales de octubre llegó a Madrid, cuya conquista parecía inmediata, pero miles de personas se movilizaron  para defenderla al grito de “No pasarán”. El Gobierno se trasladó a Valencia y la capital quedó bajo el mando de una Junta presidida por el general Miaja, mientras que la defensa quedó a cargo del general Rojo. Franco atacó Madrid en noviembre, pero fracasó ya que  llegaron a la ciudad los primeros brigadistas internacionales, los primeros tanques y aviones soviéticos y una columna de anarquistas de Barcelona dirigida por Durruti, quien murió aquí. También fue importante el fuerte espíritu de resistencia del pueblo. En definitiva, fue una larga batalla (noviembre-diciembre) y una heroica resistencia.
–    Fracasado el intento de tomar Madrid frontalmente, los rebeldes emprendieron maniobras envolventes para aislarla, ya que dependía de sus comunicaciones por el Este (carretera de Valencia). Franco decidió atacar por el río Jarama (febrero del 37), pero esta dura batalla quedó en tablas por el desgaste de ambos bandos: los sublevados lograron cruzar el río, pero no su objetivo de cortar  la carretera porque los republicanos frenaron la ofensiva.
En el sur se produjo la conquista de Málaga por parte de los sublevados, que contaron con la ayuda de tropas italianas. Por su tradición “roja”, la ciudad sufrió una dura represión. Alentados por esta victoria, los italianos atacaron Guadalajara en marzo -para rodear a Madrid-, pero fueron derrotados por el Ejército Popular.

   b) El frente del norte (abril del 37- octubre el 37).

–    Ante la dificultad de tomar Madrid, Franco cambió de estrategia: se propuso liquidar el frente del norte con la finalidad de utilizar sus recursos económicos y eliminar el frente de la retaguardia. La lucha se fue desplazando de este a oeste y, al mando del general Mola, fueron tomando Guipúzcoa, Vizcaya, Cantabria y Asturias. El ataque a Vizcaya se hizo con la participación de italianos y con la ayuda de la Legión Cóndor que protagonizó frecuentes bombardeos, incluido el de la ciudad de Guernica, que quedó totalmente destruida. Fue el primer bombardeo aéreo de la historia sobre población civil. Produjo numerosas víctimas y un gran escándalo internacional. Bilbao es ocupada y Franco deroga el Estatuto de Autonomía del País Vasco. Después tomaron Cantabria, y luego Asturias.
–    Mientras esto sucedía, para aliviar la presión que los sublevados ejercían sobre el norte, los republicanos atacaron en Brunete (cerca de Madrid) y en Belchite (cerca de Zaragoza), pero no lograron evitar que cayera el frente del norte.
–    Al desaparecer el frente del norte, la República perdió una zona de abundantes recursos industriales y mineros, al tiempo que se redujo su espacio y su población. Fue también un duro golpe moral, en un momento en que la ayuda soviética era obstaculizada por submarinos italianos. Los rebeldes pudieron concentrar sus esfuerzos sobre el este.

c) El frente del este (octubre del 37-abril del 39).

–    En diciembre del 37, el Ejército Republicano se había renovado con la creación de las Brigadas Mixtas (compuestas por tropas del Ejército y por milicianos), dirigidas por el general Rojo. Para darles mayor eficacia se las dotó de mandos profesionales, algunos procedentes de las milicias como Líster, el Campesino, etc… Este nuevo ejército intentó tomar la iniciativa y protagonizó varias ofensivas, la más exitosa sobre Teruel. Esta batalla acabó con la ocupación republicana de la ciudad, pero más tarde se volvió a perder. Aunque el resultado fue de empate, el mayor desgaste fue para los republicanos.
–    Franco decidió atacar por el valle del Ebro: atacó Aragón por la zona del Maestrazgo, y en una rápida ofensiva sus tropas lograron llegar al Mediterráneo por Vinaroz (Castellón). Así, el territorio republicano quedó dividido en dos zonas, una de ellas Cataluña, que quedó aislada del resto de la zona republicana. Franco tomó Lérida y derogó el Estatuto de Autonomía de Cataluña.
–    Franco continuó su ataque hacia el sur, hacia Valencia, pero su avance  fue detenido por la resistencia republicana, que había recibido armamento nuevo y pudo protagonizar una gran ofensiva sobre el Ebro,  por la retaguardia.
La batalla del Ebro fue la más cruenta  (100.000 bajas) de toda la guerra y duró tres meses. Comenzó con un ataque de los republicanos, que lograron atravesar el río y penetrar por el sur hasta Gandesa, donde resistieron unos meses. Franco envió grandes refuerzos, incluidas las aviaciones italiana y alemana, y detuvo el ataque en Gandesa. Luego contraatacó, y el ejército republicano se replegó a la otra orilla del río mientras el ejército sublevado avanzaba sobre Tarragona. Cuando la batalla del Ebro terminó, el ejército republicano estaba muy mermado. La ayuda soviética era cada vez más difícil y las Brigadas Internacionales ya se habían retirado de España. Los sublevados, en cambio, contaban con más medios (artillería y aviación).
–    Cuando Franco atacó Cataluña,  unas 500.000 personas huyeron a Francia a través de la frontera, incluido el Gobierno Republicano, que desde octubre del 37 estaba en Barcelona.
–    A la República ya sólo le quedaba la zona centro: Madrid y la región mediterránea de Valencia a Almería. El Presidente del Gobierno, Negrín, regresó de Francia y, apoyado por los comunistas, defendió la idea de resistir hasta el final con la esperanza de que la situación cambiara cuando estallara la guerra en Europa, ya que estaba a punto de comenzar la Segunda Guerra Mundial. Azaña, en París, presentó su dimisión como Presidente de la República.
–    En marzo del 39 se produjo una sublevación en Madrid contra el Gobierno Republicano dirigida por el coronel Casado, partidario de negociar la rendición con Franco, pero éste no aceptó las condiciones y tomó Madrid. En los días posteriores, los sublevados ocuparon toda la zona mediterránea. El 1 de abril de 1939 Franco firmó el último parte de guerra.

6.   Consecuencias de la guerra civil.

–    Las pérdidas humanas son difíciles de evaluar. Las cifras aproximadas son:
. 500.000 muertos.
. 500.000 exiliados.
. 500.000 heridos.
. 300.000 prisioneros de guerra.
. Fuerte caída de la natalidad.
Y como consecuencia de todo ello, se produjo una fractura demográfica muy
acusada.

–    Los efectos económicos fueron muy destructivos: ciudades arrasadas, viviendas derruidas, destrucción de infraestructuras (carreteras, ferrocarriles, barcos, fábricas…). Fuerte descenso de la producción  agrícola, ganadera e industrial, etc. España retrocedió notablemente en su nivel de desarrollo. Además, hay que tener el cuenta el fuerte endeudamiento por la guerra y la pérdida de las reservas de oro del Banco de España.

–    Culturalmente también se produjo un retroceso, debido al exilio de la mayoría de los intelectuales, de los científicos, de los profesores, etc.

–    En lo político, el establecimiento de una dictadura anticuada y tradicional que apartó a España de la modernización democrática de los países europeos .

–    El trauma moral producido por la guerra, que afectó a dos generaciones.

Anuncios

From → Temas

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: